En 2015, ya son 6 los chicos indígenas muertos en el Chaco por causas evitables

Pobreza extrema

Lo denunció el Centro de Estudios Nelson Mandela, una ONG que sigue la situación sanitaria y social de las comunidades indígenas en la provincia.

 por Sergio Schneider

El de Oscar Sánchez, del Chaco, muerto a raíz de un cuadro detuberculosis, meningitis y desnutrición, es el sexto caso en lo que va del año de fallecimiento de un chico aborigen por causas evitables, informó el Centro de Estudios Nelson Mandela, que viene siguiendo la situación sanitaria y social de las comunidades indígenas en la provincia.

Esa ONG indicó que el deceso de Oscar fue “una muerte injusta y altamente evitable, que deriva del deshumanizado y desorganizado funcionamiento del sistema socio-sanitario público del Chaco”, y que a él “se suman otras muertes similares que se produjeron en El Impenetrable en el curso de este año”.

Rolando Núñez, coordinador de la organización no gubernamental, detalló que el historial incluye al caso más conocido de todos, el de Néstor Femenía, el chico que murió en enero, cuando tenía siete años y pesaba veinte kilos, víctima de un cuadro que también combinaba tuberculosis y desnutrición. Su imagen llorando en una camilla, la piel pegada a las costillas, recorrió los medios del país.

En el mismo mes falleció Natalia Gómez, bebé del paraje El Canal que habría sufrido una falla respiratoria no debidamente atendida.

En mayo murió María Beatriz Carrizo, de quince años, cuando era derivada desde un hospital rural hacia otro centro de salud por una complicación respiratoria. “Escupía sangre, y en el hospital no había médicos ni ambulancias”, dice el Centro Mandela.

Unos días antes había fallecido también Joaquín Acevedo, un bebé qom que estaba internado en el Hospital Güemes, de Castelli. “Nació con parálisis cerebral y falleció dos meses después, sin que se le brindara asistencia sanitaria integral a pesar de la notable negligencia hospitalaria y de la patología generada a partir de la mala praxis médica que afirma la familia que se produjo”, contó Núñez.

En tanto, el 16 de junio se acabó la vida de Quintino González, un chico wichí de doce años, y cuyo deceso el Centro Mandela atribuye a“negligencia médica”. Vivía en El Sauzalito, otra localidad de El Impenetrable.

“La tuberculosis, la desnutrición, la mal nutrición, la anemia, el Mal de Chagas, la parasitosis y otras enfermedades vinculadas con la pobreza y el fracaso del sistema socio-sanitario público están haciendo estragos en las comunidades indígenas que viven en El Impenetrable”, denunció Núñez.

10253901_583166118492650_6994541630114197498_n

Anuncios

Acerca de vilcanelson

comunicador e investigador en derechos humanos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s