Chaco: Salud Pública viola los derechos humanos

La historia clínica centralizada 153306 objetivamente certifica que Ana Paula Solís, adolescente que en la actualidad tiene 15 años de edad, está enferma y abandonada por el sistema de salud pública. La patología que cursa es escoliosis idiopática gravísima, lumbar y torácica, que fue diagnosticada en el Hospital Pediátrico de Resistencia en el año 2013, que forma parte de la red de sistema sanitario público de Chaco. En ese año los médicos determinaron que la paciente debía ser sometida a tratamiento quirúrgico. Hace más de dos años que el sistema sanitario público chaqueño adeuda a la paciente la asistencia que tiene derecho a recibir para mejorar su precaria situación de salud y calidad de vida. Es lo que se llama un caso absurdo y desastinado, que pone en evidencia la pésima asistencia sanitaria que reciben los sectores más pobres.

En mayo de 2013, desde el Hospital Pediátrico se solicitó al Ministerio de Salud Pública que proporcionara los implantes para intervenir quirúrgicamente a Ana Paula. El médico Patricio Pablo Manzone fue el firmante de tal solicitud, que elevó el 17 de julio de 2013. Para la intervención quirúrgica solicitó que se necesitaba instrumentación extendida extralarga, en titanio original de última generación, 20 unidades de sustituto óseo, 5 unidades de avitene o colágeno fibrilar, 2 colas de fibrina, beriplas o tissucol y alquiler de servicio de potenciales evocados, motores y somatosensitivos intraoperatorios, con electromiografía continua, que incluyera aparatos neurofisiológicos y técnicos, además de la asistencia técnica en quirófano. En ese momento el médico diagnosticó que Ana Paula cursaba escoliosis severa idiopática lumbar y torácica. Este diagnóstico fue precedido por los resultados de estudios radiológicos de espinograma y de otro posterior confirmatorio, que fueron realizados por una empresa privada a pesar de que el Hospital cuenta con buen servicio de diagnóstico por imágenes. Es lo que se llama la tercerización de la salud pública para que el sector privado facture y el sistema público se deteriore.

En historio clínica, en fecha 8 de octubre de 2015, figura que no había novedad respecto a lo solicitado por el Dr. Manzone para realizar la intervención quirúrgica de implantes. Textualmente, se anotó que: “No tiene novedad. Importante agravancia. Se reitera el pedido de compra. Se deriva todo tipo de responsabilidad de parte del cirujano que suscribe por la demora administrativa de más de dos años en la provisión del material para la cirugía, la que es directa responsable de la gravedad del cuadro” . El médico asistente destacó que ya se había solicitado la intervención en mayo de 2013, y que “nunca fueron provistos (lo que había pedido) por el Ministerio”, lo que agravó la deformidad escoliática severa que afecta a la paciente, que le provocó insuficiencia respiratoria. Por este motivo, el profesional reiteró “la compra con urgencia de los materiales, deslindando todo tipo de responsabilidad por la demora administrativa en que incurrió el Ministerio”. O sea que la salud de la adolescente continuaba agravándose producto de la negligencia hospitalaria y del Ministerio de Salud, en un claro caso de inexplicable abandono.

Un hospital que no cura y un Ministerio de Salud bastante inhumano y desorganizado

Es notable la data del abandono del sistema sanitario en brindarle asistencia integral a favor de Ana Paula. Es evidente que victimizan a la paciente que cursa una patología severa, incapacitante, a pesar de que fue diagnosticada y se prescribió que fuera sometida a un tratamiento quirúrgico, que como obligación del Estado chaqueño está pendiente desde hace más de dos (2) años. A pesar del diagnóstico y de la prescripción del tratamiento que le debía brindar el sistema de salud pública, hasta ahora no lo hizo. Es inexplicable e injustificable la omisión de asistencia sanitaria. No cabe duda que existen responsabilidades jurídica, institucional, política y social de los funcionarios públicos involucrados. Es indiscutible que la morosidad deshumanizada del sistema público ha puesto en evidencia una de sus vertientes más condenables. También es claro que victimiza a la adolescente Ana Paula, en niveles insoportables puesto que la salud pública es una de las cuatro funciones básicas a cargo del Estado, y que justifica su existencia como tal.

Continua el reclamo

Marcela Liliana Morales, madre de Ana Paula, estoicamente deambula por todos los rincones de salud pública sin lograr que intervengan quirúrgicamente a su hija. El 29 de febrero pasado realizó una presentación con el acompañamiento del Centro Mandela, bajo la forma de urgente llamado humanitario, reclamando ante el Ministro de Salud Pública por los derechos de su hija. Concretamente, requirió -bajo la figura de preferente trámite administrativo- que en forma inmediata se le practique el tratamiento quirúrgico prescripto a su hija. En la nota se establecieron las responsabilidades de los funcionarios de salud pública que fueron parte del abandono que victimiza a Ana Paula, como también las consecuencias administrativas y legales que este fatídico caso debiera provocar y ser investigado por las más altas autoridades de gobierno porque, además, es un extracto sistémico del pésimo funcionamiento del sistema sanitario público, signado por la deshumanización y la desorganización en su funcionamiento diario, con costos directos en la salud/vida de los sectores populares, de mayor exclusión y menores ingresos, que a pesar de todo deben continuar asistiendo a los hospitales porque no tienen otra posibilidad de atención sanitaria.

El reclamo de la familia de Ana Paula es absolutamente legítimo, como también es evidente el abandono del sistema de salud pública, con consecuencias ya acumuladas y futuras en la salud/vida de la paciente, a quién se le ha violado el derecho humano –básico y esencial- de asistencia sanitaria, que genera responsabilidades concretas de los funcionarios que violaron y violan las pautas legales, constitucionales y las establecidas en los Tratados Internacionales ratificados por la República Argentina.

Prescripciones médicas

fuente:http://www.centromandela.com/?p=16432

 

 

Anuncios

Acerca de vilcanelson

comunicador e investigador en derechos humanos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s