A veces es difícil darse cuenta, pues solo vemos una parcialidad:

A veces pareciera que solo vemos lo negativo, pues no hacemos otra cosa que mostrar la triste realidad, si bien los conflictos existen, también somos conscientes de que existes grandes progresos en la lucha por los derechos de los pueblos originarios.

También sabemos que la vida está llena de alegrías, altos y bajos, bueno o malos momentos, pero momentos al fin.

En esta vida no podemos estar todo el tiempo en un periodo de enamoramiento, ver lo bueno solamente, y no ver lo malo de la realidad que es triste y a veces injusta.

Lo malo de la realidad, nos puede poner tristes, angustiados, desilusionados, cansados y plenamente impotentes.

El dolor, nos convierte en seres totalmente vulnerables, indefensos, en un estado de duelo por la gran pérdida de esperanza.

Con una mirada triste podemos ver, en algunos casos, aquellos amigos o conocidos que ayer nos acompañaban, hoy brillan por su ausencia, justo en el momento que más lo necesitamos.

Pero es en ese momento en donde tocamos el fondo, es que después de un tiempo de llanto y frio, nos damos cuenta.

Percibimos aquello que antes no veíamos, pues creíamos que el mundo era perfecto o plenamente malo, y que nosotros éramos plenamente felices o lo contrario.

La angustia nos izo ver algo que creíamos que no existía, la soledad y la derrota.

Allí donde pareciera que todo estaba perdido, vemos una luz, es la comprensión y la posibilidad de ver más lejos de nuestra mirada.

Es percibir cual es la problemática, y no simplemente dialogar o dibujar la situación sobre lo idealizado, si no todo lo contrario, es poder decir y hablar y sentir sobre algo que estamos viviendo, algo que tenemos plenamente experiencia.

Cada uno de nosotros tenemos diferentes caminos, diferentes destinos, pero solo cuando entendemos que la vida tiene amargos y dulces momentos, es cuando podemos ver el panorama completo, no solo lo bueno, no solo lo malo.

Ver más lejos de nuestra percepción, ver aquello que todavía no vemos, es poder ver la conjunción de las cosas buenas y las cosas malas.

Es el encuentro de lo vivido y lo comprendido, es allí donde vemos el aprendizaje en su máxima expresión, es allí donde encontramos las explicaciones, sin dar tantas explicaciones.

Es allí donde somos conscientes del “darse cuenta” de lo que sucede a nuestro alrededor, y no ver solo una parcialidad, es decir, ver solo lo bueno, ver solo lo malo.

<><><><><><> 彡ヽ(ಠ▽ಠ)ノ彡 <><><><><><>
Saludos Nelson Vilca
Comunicador originario
Cel 011-1536164751 Email: vilca.nelson@gmail.com
www.agenciadenoticiaspueblosoriginarios.wordpress.com

 

10521963_10204940150802627_2072079099871132105_n

dia-de-la-tierra

lobos i gitana

Anuncios

Acerca de vilcanelson

comunicador e investigador en derechos humanos
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s